domingo, junio 17, 2007

Günese yolculuk

De 1999 nos llega esta película bastante premiada dentro y fuera de Turquía, tocando un tema más que polémico, pero que por sobre todas las cosas me importa destacar en un sentido primordial: Es muy buena desde todos lados. El dinamismo que la hace muy apta para gente que se duerme en películas “de festival”, las actuaciones, lo técnico, el guión, etc. Me parece muy recomendable para quien le guste el Fatih Akin de “kurz und schmerzlos”. Filmada un poco antes de la revolución digital turca que aporta hoy día pelis en colores vivos, la fotografía de ésta es excelente pero languidece dentro de esa sensación de cine oscuro pre-“nueva oleada”, sin que ello le quite nada de atractivo. Lo mismo pasa con algunas cosas del guión que no respeta un desarrollo muy clásico en cuanto a duración de etapas en la historia: lejos de quitarle calidad, le aporta frescura.

Yesim Ustaoğlu, su directora, es la ex esposa de Tayfun Piersimoğlu, el que casi nos duerme con Riza en el Bafici, y parece que en esta peli hubo alguna idea básica de un viejo script de él, según cuenta en una entrevista, ideas/elementos que él parece haber retomado para Riza (la dependencia del televisor de la gente, el personaje de una dueña de lavandería…).

Pero no hemos todavía llegado al elemento de más “peso” de esta peli: es un film algo políticamente incorrecto en su tierra, y no fue fácil su estreno en salas, que se logró por el apoyo en los premios internacionales, ya que toca la cuestión kurda. Todo muy parecido a lo que reseñamos hace poco sobre “Yol”, sí.

El desarrollo sin embargo es bastante original: aquí el protagonista no es kurdo, pero parece. Por más que el tipo viene de la muy occidental Tiro (sí, la misma Tiro que se estudia en el capítulo de Fenicios e Hititas), su piel oscura lo lleva a estar siempre bajo sospecha. Su amistad con un verdadero kurdo, activista y de piel bastante más clara que la suya, será el eje de esta historia; atrapante, intensa, de nobleza, de honor. Y donde un triste suceso desencadena el viaje que pregona el título (“Viaje hacia el sol”) que ocupa el último tercio de película, donde se abandona el ritmo estambuliano y la cruda realidad del interior más olvidado surge a flor de tierra, impactante.

IMDB.- Si estuviera en un jurado le pondría: 9,50

1 comentario:

hombrerrante dijo...

A mi también me gustó mucho la película. Creo que es mucho mejor que "Günesi gördüm" ("vi el sol"), uno de los últimos éxitos del cine turco que pretende tratar el problema turco desde una óptica bastante superficial. Un saludo.